La Familias Flores, Nasser y Átala, encontraron en el sistema de salud la mina de oro que hiciera crecer sus negocios a través de la creación de ONG´S, siendo una de estas, la Fundación Amigos del Hospital María, presidida por Mary Flake de Flores y Eduardo Atala Zablah.

Como uno de sus proyectos más ambiciosos, la Fundación inició la construcción del Hospital María por un costo inicial de US$ 23 millones de dólares; dos años después fue donado al gobierno de la república bajo una Escritura de Donación que contenía ciertas condiciones, y en el numeral 4 expresamente dice: “El Hospital María, Especialidades Pediátricas deberá operar con un sistema de administración distinta a la de la administración actual de los hospitales de la red hospitalaria de salud”.

El gobierno a través de la secretaría de Salud entregó en el 2005, el hospital a la fundación María, como el ente que se encargaría de la administración. Este centro asistencial se mantuvo por diez años cerrado, hasta que en el 2014 se inauguró; estableciendo como director a Miguel Nasser, quien en el 2015 le entregó a BAC HONDURAS vía fideicomiso, la administración de los fondos provenientes de los convenios anuales de gestión, que firma dicha Fundación con la Secretaría de Salud (SESAL) por un monto de 148 millones de lempiras.

Más en  secretos
Importante