Marco Bográn, director de Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H), contrató al Grupo Técnico S. de R.L., propiedad de la familia Alvarado–Zilahi, para proveer 200 ventiladores mecánicos por un monto de más de 6 millones de dólares, a pesar de su pasado de muerte vinculado al desfalco del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Raúl Alvarado y sus hijos Carla y Alexander Alvarado–Zilahi, crearon 3 empresas en 2005: Grupo Técnico, Rentamedic y Tecnología Médica Avanzada S. de R.L. (TECMA), siendo estas proveedoras del Estado desde el 2009. En 2014, al explotar el saqueo al IHSS por 6 mil millones de lempiras, se vinculó a TECMA en el caso de corrupción, por pagar 4.6 millones de lempiras en coimas al ex gerente de compras del IHSS, José Ramón Bertetty (pagando en prisión pena de 30 años), para que manipulara el proceso de licitación en 2012, favoreciendo luego a TECMA con la venta de 10 ambulancias a precio sobrevalorado, según datos del Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

Más en  secretos
Importante