Julio 24, 2020

Rosa Elena de Lobo aún seguía en prisión cuando entrevistamos al ex presidente Porfirio Lobo Sosa. Esa tarde del 23 de julio, encaminó algunas respuestas para nuestro equipo (EPA), con su teléfono colapsado, mientras se ocupaba en las diligencias para sacar a Rosa Elena de prisión; en cumplimiento de lo dispuesto por el tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción, quien revocara la medida cautelar de prisión preventiva.

EPA: En 2019, cuando recién se dio la condena a Rosa Elena, usted dijo que no iba a descansar hasta tener a Rosa Elena libre. ¿Esto es un final de los cuestionamientos y denuncias contra Juan Orlando Hernández?

Lobo: ¡Nombre, ni quiera Dios!, un tema es doña Rosa y otro tema es mi deber como hondureño, son dos cosas que no es que sean diferentes, pero si hay que separarlas.

Es decirle, yo con doña Rosa claro que todo lo que quiera, pero mi misión en esto es mucho más amplia. Yo estoy en esta lucha contra este señor (Juan Hernández) que lo que está haciendo no tiene nombre; lo que está haciendo con nuestra gente.

Como dijo un diputado del norte: "esto es un crimen", y sí, esto es un crimen de lesa humanidad. Está robando el dinero de la gente, el congreso le dio dinero a él para la pandemia. Y aquí se entretienen "no que Juan Orlando" "no que INVEST-H" ―con sarcasmo― ¿Pero quién dio la orden? ¿Quién era el responsable de esos fondos?, entonces no, eso no cambia en nada lo que es mi posición como hondureño ¡en nada!

EPA: Usted había declarado que Rosa era una presa política, ¿Si es un tema político hay negociación? ¿Qué negoció?

Lobo: No, yo ni sé de él, no tengo nada que ver con él. Lo que pasa es que doña Rosa estuvo lo más que podían tenerla detenida que son dos años, porque en diciembre la Sala de lo Penal anuló el juicio y lo anuló por la serie de inconsistencias que había en el juicio y de diferente formas; los testigos, las pruebas que eran ilegales y un montón de diferentes cosas allí, es un juicio como muchos que se hicieron aquí, porque recuerde que ella fue una presea que le dieron a la MACCIH (Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras) para no entregarle no sé si a la mamá o a doña Ana, que cuando Jiménez Mayor allano o registró fundaciones vieron que estaban llenando recibos apresuradamente para justificar gastos. Y allanó a la OABI para robar documentos y entonces eso lógicamente le dijeron a Jimé ―corta la palabra― a ese de allá "eso no puede ser" "bueno pues denme algo’ ―imita la conversación― "vaya pues le vamos a dar", y le dieron a doña Rosa, pero todo el proceso de ella es ilegal totalmente. Empezando por lo que se habla de los fondos, esos fondos no eran fondos públicos eran donaciones a ella en dólares y ella viene y abre la cuenta de acuerdo con la comisión de la transición, específicamente con doña Hilda (Hermana de Juan Hernández) que era la coordinadora para que concluyeran con unas órdenes que habían, que podrían proyectar más zapatos, más uniformes: y doña Rosa le entrega a la primera dama entrante (Ana García de Hernández) 32 millones en zapatos y uniformes, porque recuerde que se sale de la presidencia el 27 de junio, y coincide con el comienzo del año escolar (…). Ella le entregó a doña Ana 32 millones en zapatos, uniformes, mochilas etc.

EPA: Si Ana García e Hilda Hernández estaban involucradas ¿Hubo negociación entre Juan Orlando y Almagro para solo entregar a Rosa?

Lobo: Cuando viene el tema dentro de la Misión aquí en Honduras, fueron los de aquí de los indignados a Washington, ni vieron a Almagro. El que se reunía con ellos era Jonh Biller, el mismo que estuvo en los diálogos y en la transición. Pero el acuerdo lo firmó Almagro con JOH y ellos ni cuenta se dieron de lo que decía hasta que ya salió público.

Si usted mira los casos a quién no han tocado nunca ni el CNA ni ASJ es a Juan Orlando, a pesar de que se han hecho denuncias de él. Incluso Lidieth (viuda de David Romero) fue a la MACCIH y le llevó dos cajas de documentos de lo que David tenía de ellos, pero todo eso lo ignoraban, como dicen ‘no lo tocaron ni con el pétalo de una rosa’.

Asimismo, en este caso, el CNA denuncia la sobrevaloración de los hospitales móviles, pero dígame usted ¿A quién le dio el dinero el Congreso Nacional para la pandemia? A un hombre que se llama Juan Orlando Hernández ¿Quién es el único que puede haber autorizado que le pasaran a INVEST-H Bográn esos 1,200 millones de lempiras? Lógicamente Juan Orlando. Entonces, si quieren una investigación seria, por qué no se fueron primero, antes que fuera la fiscalía incluso, porque esa no es confiable, que fuesen ido a finanzas a exigir que les dijeran como entregaron los fondos, se pasaron los fondos en 25 minutos o algo así y no tenían facturas ni para desaduanar ¿Cómo salieron esos fondos sin documentos? Como dicen aquí ‘hay que agarrar el cascabel a la culebra’. Hay muchos metidos, pero el que es la cabeza de todo es quien tiene el dinero.

EPA: ¿No hay ninguna negociación? Porque eso es lo que salta.

Lobo: No tengo contacto directo ni indirecto con él, desde hace más de un año.

Mi lucha no es solo por lo que ha pasado con Rosa, mi lucha es por lo que estamos viviendo hoy, esto no puede ser, esto es intolerable.

Esto tampoco tiene nada que ver con el Nuevo Código Penal, doña Rosa tenía más de dos años detenida y su prisión preventiva ya estaba vencida.

Lobo llegó al Centro Femenino de Adaptación Social - Cefas, Támara, y esperó en las afueras de este sitio, hasta el momento de la liberación de Rosa.

Más en  articulos
Importante