Juan Hernández, siendo presidente del Congreso Nacional, envió a construir un Aeródromo en Lempira en un terreno que había sido donado a las Fuerzas Armadas por Marco Tulio Gutiérrez (implicado en Caso Astropharma). No bastándoles beneficiarse con la pista de aterrizaje, Tony Hernández utilizó un socio y testaferro para que solicitara un préstamo millonario a FICOHSA y comprar a Gutiérrez el terreno que colinda con el Aeródromo de Celaque, utilizado por el cártel de "Los Hernández" para el ingreso de droga al país.

Más en  secretos
Importante
El Perro Amarillo es un proyecto colaborativo.

Para mantener nuestra independencia y capacidad de incidir, contamos con su aporte.