Juan Hernández, siendo presidente del Congreso Nacional, envió a construir un Aeródromo en Lempira en un terreno que había sido donado a las Fuerzas Armadas por Marco Tulio Gutiérrez (implicado en Caso Astropharma). No bastándoles beneficiarse con la pista de aterrizaje, Tony Hernández utilizó un socio y testaferro para que solicitara un préstamo millonario a FICOHSA y comprar a Gutiérrez el terreno que colinda con el Aeródromo de Celaque, utilizado por el cártel de "Los Hernández" para el ingreso de droga al país.

Más en  secretos
Importante