Banco Ficohsa, Banco Lafise, y Banco Davivienda, han sido favorecidos desde hace años, por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE). Solo en el pago de incentivos a las generadoras de energía que son de ellos mismos, la ENEE ha transferido más de $59,130,000.00 (Mil cuatrocientos setenta y siete millones, 67 mil cuatrocientos lempiras).

Según el decreto 138-2013, se establece que las empresas que gozaran de incentivos y por cualquier motivo generasen una capacidad superior a 50 MW, no tendrán que pagar incentivos; sin embargo, la ENEE ha venido pagando incentivos sin que cumplan con los requisitos establecidos, poniendo en riesgo aún más las finanzas de la estatal eléctrica.

La “reestructuración del sistema eléctrico”, puesta en marcha por Juan Orlando Hernández a través del acuerdo “Stand by”, del Fondo Monetario Internacional (FMI), no es más que el maquillaje de la corrupción de banqueros, funcionarios públicos y narcotraficantes que, utilizando a la ENEE para firmar contratos onerosos con empresas de maletín, han causado una deuda que ronda los 68 mil millones de lempiras.

Más en  secretos
Importante