William Vélez Sierra, Miguel Aguilar y Javier Atala como administrador fiduciario, son los representantes de la Empresa Energía Honduras (EEH), creada en el 2016, para participar en la licitación de un contrato millonario que se propuso la recuperación de pérdidas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE); a tres años de operaciones de la EEH la estatal eléctrica mantiene pérdidas de 73 mil millones de lempiras.

A esto se suma, los contratos onerosos otorgados a empresarios y políticos corruptos, que han utilizado a la ENEE para lavar activos, por lo que no es casualidad que el magnate colombiano Williams Vélez, sea dueño del 51% de las acciones de la EEH a través del consorcio Eléctrica de Medellín Ingeniería y Servicios (EDEMSA). Vélez, mejor conocido como “El Zar de la basura”, fue acusado en casos de corrupción en Colombia, España y en el sonado ODEBRECHT; además de tener vínculos con el paramilitarismo junto a su primo hermano Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia.

Más en  secretos
Importante