Juan Orlando Hernández, en complicidad con escuadrones de la muerte que operan dentro del aparato de seguridad del Estado, liberaron a Alexander Mendoza (alias "El Porky"), uno de sus aliados que guardaba prisión tras ser detenido en el año 2015.

Vaciados telefónicos en manos del equipo de investigación de El Perro Amarillo, evidencian la vinculación que tenía el "Porky" con Hernández, en el tráfico de drogas. Además, el socio de Juan Hernández mantenía alianzas con la Policía Nacional y Fuerzas Militares, con quienes negociaba para que éstas le permitieran realizar sus operaciones.

Más en  secretos
Importante