Marco Bográn, director de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) otorgó a su tío, Napoleón Bográn Idiáquez, un contrato por 1.2 millones de lempiras mediante la empresa Consultores en Energía S.A. de C.V. (CINSA), para supervisar la construcción de un plantel en Santa Rosa de Copán, dónde, según Invest-H, se instalará un hospital de aislamiento móvil. El proyecto, que deberá supervisar CINSA, cuesta 5 millones de lempiras.

El contrato fue firmado por Mario Augusto Baide San Martín, socio de Bográn Idiáquez. Sin embargo, Bográn Idiáquez aparece como representante legal de CINSA en la escritura pública del consorcio TECNISA-CINSA. Invest-H gastó más de 56 millones de lempiras, en la construcción y supervisión de 6 planteles para colocar hospitales móviles que aún no llegan al país. Según declaraciones a El Perro Amarillo de la Dra. Suyapa Figueroa, presidenta el Colegio Médico de Honduras (CMH), ese dinero pudo utilizarse en la mejora y adecuación de los hospitales públicos existentes para atender la emergencia sanitaria de COVID-19.

Más en  secretos
Importante