Arturo Corrales Álvarez, siendo Ministro de la Secretaría de Seguridad, solicitó a la Oficina de Administración de Bienes Incautados (OABI), 4 desembolsos en dólares que suman un total de, aproximadamente, 715 mil dólares, y 3 desembolsos en lempiras que hacen un total de más de 3 millones de lempiras, con la justificación de cubrir gastos en operativos de la Policía nacional (PN), en detalle: la compra de alimentación e indumentaria policial, que nunca llegaron a las manos de la escala básica. Aún más irónico es, que Corrales justificaba estos fondos como apoyo a unidades que combaten el narcotráfico y el crimen organizado, cuando él es parte de la estructura criminal que convirtió a Honduras en un Narco-Estado.

Más en  secretos
Importante