Nuestro equipo de investigación ha denunciado recientemente al Sr. José Juan Pineda, presiente del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), por la vinculación de sus hijos como proveedores del Estado para las compras de emergencia del COVID-19. Sin embargo, el presidente del TSC ha dejado rastro de actos ilícitos en anteriores cargos públicos.

En 2013, cuando José Juan Pineda era el Jefe de Auditorías del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), usó información clasificada para sobornar a empresarios a cambio de favorecerles en licitaciones con el Estado. Uno de estos empresarios se contactó con el equipo de investigación de El Perro Amarillo, para entregar evidencia y testimonio: “Después que uno presentaba las licitaciones, conseguía el número de uno y lo llamaba, a mí me lo hizo varias veces. Me llamaba para que nos reuniéramos, porque él quería que si ganábamos le diéramos comisión. Que él podría hacer que uno ganara”.

Entre las empresas favorecidas con contratos del SANAA, se encuentra Diseño y Construcción, S.A. (DICONSA), propiedad de la familia Canahuati, el gerente es Carlos Palau, hermano de la doctora Elsa Palau, actual coordinadora de la Plataforma oficial Todos Contra el Covi-19. En el 2016, el Tribunal Superior de Cuentas dirigido por Miguel Ángel Mejía, realizó una auditoría del SANAA, en la que se acusa a Juan José pineda de fraude especial, abuso de autoridad y usurpación de funciones, sin embargo la causa no tuvo repercusiones penales; al contrario, dos años después Pineda fue premiado al otorgársele la presidencia del TSC.

Más en  secretos
Importante