Arturo Corrales, Fredy Nasser, Schucry Kafie, Guillermo Bueso, Jacobo Átala, y Jorge Bueso Arias, forman parte del consorcio de Medición Eléctrica de Honduras (SEMEH) quien ha manejado por más de 20 años de manera irregular un contrato con la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), para medir, facturar y cobrar el servicio de energía.

SEMEH de manera irregular ha extendido el contrato más de una docena de veces, sin realizar el proceso de licitación necesario y establecido en ley, para la entrega de este tipo de contratos; bajo la excusa que “era la única empresa con la infraestructura necesaria y vasta experiencia en el área para prestar los servicios de la ENEE”. El consorcio facturó y cobró el servicio de energía de manera inflada a los más pobres mientras, los tiburones de 40 metros nunca pagaron por su consumo de energía.

Más en  secretos
Importante