Hace dos días el régimen de Hernández, a través del Canciller de la República Lisandro Rosales (vinculado al narcotráfico) solicitó a la empresa Aviación Tecnológica S.A. (AVIATSA) servicios para traer desde La Habana a 50 médicos hondureños infectólogos y personal de la salud, que residen en Cuba. El contrato no siguió el procedimiento de licitación y, llama la atención, que el servicio se haya justificado por la falta de aeronaves, cuando el dictador tiene a su disposición toda la flota de la Fuerza Aérea.

AVIATSA es propiedad del "Cártel de Los Hernández”. Los testaferros fueron Sergio Neftalí Mejía Duarte (preso en Estados Unidos por narcotráfico) y Félix Francisco Pacheco Reyes, piloto del hermano de Juan Hernández: el famoso Tony, quien guarda prisión en el país estadounidense a la espera de la individualización de la pena por los delitos de tráfico de droga e importación de armas. Felix Pacheco constituyó 11 empresas para los Hernández, de las cuales 8 se dedican a la aviación comercial; las 10 aeronaves están valoradas aproximadamente en 174 millones de dólares.

La información que vincula a los testaferros con Juan Hernández y el tráfico de droga, está citada en carta enviada por el Departamento de Estado de Estados Unidos al Ministerio Público de Honduras en febrero de 2019, en la que se solicita registro de “validos activos” propiedad del Sr. Tony Hernández.

Más en  secretos
Importante