El circo legislativo de la narco-dictadura tiene trabado el debate sobre las reformas electorales en otra discusión bizantina ¿Qué hacemos primero los nombramientos de personas o el perfil de las instituciones? (en relación a Consejo Nacional Electoral y el Tribunal de Justicia Electoral) En estas honduras da lo mismo. Es tan obsceno como preguntares ¿Qué fue primero la violación de la Constitución para poner a Hernández en el poder o el poder detrás de Hernández para violar la Constitución? “La misma mierda en diferente envase” expresado en hermosas palabras de un Pueblo que no miente.

La política partidaria miente, esconde, usurpa. Pretenden ocultar al Pueblo lo que está detrás de las tales reformas electorales: manotadas de ahogado de la narco-dictadura evidenciada internacionalmente y urgida de elecciones para blindarse detrás del poder; su comparsa de partidos políticos (los funcionarios corruptos) que también necesitan más de lo mismo; dos coleccionadoras de banderas, la ONU y la OEA, que en los últimos 10 años dejaron bien claro su pacto con la dictadura financiera; el imperio estadounidense y su Fondo Monetario Internacional que necesitan hacer negocios con “democracias” aunque chorreen sudor y sangre.

El pueblo hondureño está frente a una oportunidad histórica y tiene la sabiduría para elegir. Puede prestar sus oídos a las discusiones bizantinas de la arena legislativa que promueven los medios corrompidos y prestarse a otra ESTAFA ELECTORAL, o puede dar la espalda a sus carniceros históricos y mantenerse allí donde la dictadura financiera paga millones para no ver sus pasos, su andar digno, sus banderas, para no escuchar sus consignas, su férrea voluntad de libertad y justicia.

Más en  editorial
Importante