Es insólito que más de 300 empresas, provenientes de diez países de Mesoamérica, asistan a Honduras con la intención de invertir, después que los árbitros de la Corte de Nueva York señalaran a Juan Hernández, mandatario hondureño, como narcotraficante, y mientras en el país cada año aumentan los niveles de corrupción y, ni hablar de la seguridad social. Sin embargo, en San Pedro Sula se montó el “Primer Encuentro Empresarial Mesoamericano” en el marco de la XVII Cumbre Tuxtla 2019, la continuidad de una carrera iniciada en 2011, el “Honduras Open For Business” con el fin de transformar al país en un paraíso fiscal para lavar activos bajo el disfraz de atraer inversión extranjera y fortalecer el comercio.

REGLAMENTO Y ÁRBITROS DE LA SUBASTA

En esta carrera por subastar Honduras, el Estado se encarga de construir un marco jurídico que garantice una política fiscal favorable a los inversores: las empresas son absueltas de pagar impuestos y se otorgan vigorosos incentivos fiscales (que los pobres deberán pagar por medio de aumentos a la carga tributaria). No es casualidad el aumento del 12% al 15% de impuesto sobre la venta aprobado por Hernández para mantener el crecimiento de la macroeconomía, mientras aumenta el número de personas viviendo en pobreza. El diseño tiene como aliado al Congreso Nacional (CN), que aprobó la Ley de empleo por hora y la Ley de migración regular temporal, que derogan los derechos laborales; lo que explica el nombramiento de María Antonia Rivera Callejas, hermana del diputado nacionalista Antonio Rivera Callejas (absuelto en el Caso de “Pacto de impunidad”) como designada presidencial a cargo del encuentro. El objetivo es convertir a Honduras en un “Centro Logístico”, en otras palabras, hacer del territorio hondureño un paso de mercancías, sin producción y sin generación de empleos. Para ello, el gobierno cuenta con la Comisión para la Promoción de Alianza Público-Privada (COALIANZA), encargados de la construcción de carreteras y puertos que, mediante fideicomisos, se constituyen en obscenos actos de corrupción. COALIANZA tiene a dos jugadores en el CN (encargado de las licitaciones): el comisionado y diputado Leo Castejón, y José Sabillón, hijo del congresista Víctor Sabillón.

JUGADORES COLOMBIANOS TRAEN LA LLAMA OLÍMPICA

La cumbre tiene como temas centrales el comercio, la logística y la interconexión energética, y cuenta con expertos jugadores colombianos. El sector energético es uno de los más grandes nidos de corrupción en Honduras: se ha deteriorado la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) para entregarla en manos de capital privado, mediante la creación de la Empresa Energía Honduras (EEH), donde el colombiano William Vélez es socio mayoritario, pese a estar investigado por crear y financiar grupos paramilitares vinculados al narcotráfico. William Vélez es primo de Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia involucrado en múltiples actos de corrupción y figura central en el mentado “Honduras Open for Business”. Vélez no asistió a las olimpiadas de Hernández, quizá porque debe rendir indagatoria ante la Corte Suprema de su país por soborno y fraude procesal el próximo 8 de octubre.

CIRCUITO A CIEGAS

La publicidad del evento reza que Honduras se abre paso a un mercado de 230 millones de consumidores en Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Nicaragua y República Dominicana, ¿En un país pobre que condena a su población a la supervivencia? Además, hablar de comercio es analizar la balanza comercial, que en Honduras es deficitaria, solo en los primeros meses de 2019 la balanza comercial ya muestra una caída del 11.6% en las exportaciones mientras las importaciones aumentan 3.1%. Lo anterior demuestra que el comercio no es el principal incentivo para los participantes de estas olimpiadas.

Los jugadores que asistieron al encuentro proponen generar empleo desde la maquila y la construcción, sectores que no producen considerables entradas de divisas al país. Los hondureños en el exilio son quienes generan el principal flujo de ingresos para el país en concepto de remesas familiares. Para abril del presente año los migrantes generaron unos $1,401 millones de dólares, mientras que las exportaciones suman unos $853 millones. Así es cómo Estados Unidos mueve los hilos, sin estar presente en el encuentro y resulta ser el ganador en el medallero de estas olimpiadas.

VESTIDO Y ALVOROTADO

Sin embargo, en esta competencia Honduras logra al menos medalla de plata cuando Zoila Cruz, sindicada en el “Caso Pandora”, realiza una conferencia y sin reparos acepta que el Estado no ha hecho nada para que la micro y pequeña empresa (de la cual depende el 70% de los trabajos en el país) salga a flote. Es tan brillante, la Sra. Cruz, que presentó como solución la creación de “empresas en línea” ¡Una empresa de maletín para saquear al Estado se constituye en apenas 15 minutos! Ni las ideas brillantes, ni la publicidad y el tremendo escenario lograron que los presidentes invitados a las olimpiadas visitaran las honduras del narco-dictador.

Más en  editorial
Importante