El fiscal Geoffrey Berman, culminó su argumentación pidiendo al jurado “Justicia para Honduras que tanto tiempo ha esperado”. Hoy culminó la etapa de conclusiones del proceso criminal en contra de Tony Hernández, ex diputado y hermano de Juan Hernández (actual mandatario hondureño). Según fuentes de El Perro Amarillo, al fiscal Berman le bastó el 5% de la totalidad de las pruebas, ninguna de ellas refutada por la corte Federal de Nueva York. El compendio evidencia, sin lugar a duda, el Narco-Estado señalado por nuestro equipo de investigación hace más de un año.

Si bien, el acusado directo es Tony Hernández, el trabajo de la fiscalía ha evidenciado que se está juzgando la estructura criminal que gobierna el país, y aseveraron que desde del año 2010 Honduras se convirtió en un Narco-Estado, debido a la participación de alcaldes, diputados, fuerzas de seguridad e incluso banqueros y empresarios, confabulados para trasladar y vender droga, y lavar dinero proveniente del narcotráfico.


El Juez Kevin Castel aseguró "este es el caso acerca de un narcotraficante que "utilizó" a su hermano, el Presidente, para proteger su negocio (…) volvieron al gobierno contra su gente y lo usaron para el tráfico de drogas patrocinado por el Estado”. Ahora está en manos de la población liberar a Honduras de un entramado jurídico montado para fraguar modalidades contractuales corruptas a favor de banqueros y empresarios vinculados al narcotráfico, que mantienen secuestrado el país.

Más en  noticias en desarrollo
Importante