El ex presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE), Miguel Aguilar, fue condenado a 15 años de prisión por el delito de apropiación indebida continuada (hecho vinculado a su participación accionaria en empresa generadora de energía con capital colombiano) Una prueba irrefutable de que los contratos de generación de energía y recuperación de pérdidas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), aprobados del 2013 al 2017, están fundamentados en irregularidades y corrupción.

Además, el Sr. Aguilar, siendo presidente del STENEE, era miembro del comité técnico de fideicomisos a cargo de preparar “los documentos base de los procesos de concursos a desarrollar”, según establece el contrato de recuperación pérdidas de la ENEE del año 2013.

Este espacio de comunicación ha proporcionado suficiente evidencia que prueba que, bajo la figura del fideicomiso, la empresa privada y los bancos le roban al Estado. En ese sentido, el Ministerio Público debe actuar de inmediato para cancelar todos los fideicomisos de proyectos de generación de energía, de manera que el Pueblo deje de pagar la deuda que genera la corrupción de los empresarios favorecidos por los fideicomisos, y la ENEE vuelva a ser una institución fuerte al servicio del Pueblo.

Más en  noticias en desarrollo
Importante