Schucry Kafie y Freddy Nasser, potentados empresarios, han encontrado en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) el mayor de los negocios. Según datos de la Secretaría de Finanzas, en solo un mes se pagó más de mil millones de lempiras a estos generadores de energía por la operación de los proyectos hidroeléctricos LUFUSA II, LUFUSA III, ENERSA III Y EMCE.

Desde el 2002, estos explotadores térmicos han venido suscribiendo contratos con el Estado, pasando de proyecto en proyecto, lo que ha causado una sobrevaloración de contratos que ha llevado a la estatal eléctrica a endeudarse con más de 75 mil millones de lempiras que tendrá que pagar el pueblo con cada recibo de luz.

Más en  noticias en desarrollo
Importante