Camilo Atala, Presidente ejecutivo de Ficohsa y empresario de la salud, anunció este día, que ante la llegada del COVID-19, Ficohsa Seguros cubrirá los gastos médicos y el tratamiento del coronavirus a sus asegurados en la red de hospitales privados que maneja el sistema bancario del país. Sin embargo, los pobres, los que no tenemos seguro médico, tendremos que asistir a los hospitales públicos, como El Tórax, y el San Felipe, que no cuentan ni con las condiciones básicas (medicamentos, médicos e instalaciones) para recibir pacientes, no digamos para contrarrestar una pandemia.

El sistema financiero, en complicidad con funcionarios del gobierno, mantiene un super negocio cuyo fundamento legal es la LEY MARCO del Sistema de Protección Social aprobada en 2015. Una copia de la "Ley 100 de Colombia" (1993) que dejó un saldo de muertes superior al del conflicto armado interno en ese país. A pesar de la millonaria inversión, los empresarios de la salud no han logrado disfrazar la perversidad de su negocio, debido a que la población hondureña está padeciendo de los efectos de las LEYES MARCO que privatizaron las telecomunicaciones (Hondutel), la energía eléctrica (ENEE), el agua (SANAA) y los puertos, entre otros servicios.

Más en  noticias en desarrollo
Importante