El “Programa de Migración Laboral” que ofrece 17 mil visas H-2 de trabajo temporal para hondureños en USA, no es más que la regulación del fenómeno para evitar escandalosas caravanas y beneficiar negocios privados. Antes fue necesario saquear sistemáticamente la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Más de 450 mil hondureños del campo han migrado entre 2018 y 2019. Según la Unidad Fiscal Especial contra la impunidad de la corrupción (UFECIC), 282 millones de lempiras de los fondos públicos para el sector (2011-2013) fueron desviados a través de Fundación Dibattista y Todos Somos Honduras, para financiar campañas políticas en 2013; y una reciente línea de investigación señala que alrededor de 4,600 millones fueron saqueados de la SAG para financiar la reelección ilegal de Hernández en 2017.

Le recordamos al Sr. Carlos Madero, secretario de trabajo, que la misión de esa institución no es colocar a nuestros compatriotas del campo como esclavos en USA. Usted se debe a rectorar las políticas y estrategias del mercado laboral en Honduras.

Más en  noticias en desarrollo
Importante