“El personal de Salud debe estar más de 12 horas sin comer, tomar agua, o ir al baño; atendiendo pacientes sin equipo de bioseguridad: sin oxígeno, manómetros. Cuando desde hace meses no hay siquiera algodón en los hospitales” ―denunció una enfermera de forma anónima a El Perro Amarillo. Bajo estas condiciones se les obliga a trabajar a médicos, enfermeras, microbiólogos, técnicos en Rayos X, aseadoras, y todo el personal que labora en los centros hospitalarios del país. Añadido a esto, se les advierte de futuros despidos en medio de una crisis sanitaria sin precedentes.

El Sindicato de Trabajadores de la Medicina, Hospitales y Similares - SITRAMEDHYS, denunció la precaria situación y demandó a la Secretaría de Salud - SESAL, equipo de bioseguridad, para que el personal pueda atender a todos los pacientes. A su vez exigió ayuda respecto al traslado de los trabajadores, debido a la paralización del transporte público; y la contratación de más personal, para disminuir la sobrecarga laboral de la que ya están siendo víctimas los empleados de salud. Esta situación de sobrecarga laboral y desabastecimiento, ha llevado al contagio de Covid-19 a más de 685 enfermeras, dejando como resultado 10 víctimas mortales, que se suman a la decena de médicos fallecidos.

Mientras que la titular de la Secretaría de Salud, Alba Consuelo Flores, y el “Comisionado Especial” y canciller, Lisandro Rosales, aseguran que la cifra de 4,589.2 millones de lempiras, corresponde a la atención a la crisis mediante “compras” de equipo médico, hospitales móviles, y programas sociales como la bolsa solidaria.

Más en  noticias en desarrollo
Importante