JULIO 29, 2020

El informe presentado el 28 de julio por la Comisión Especial de Auditoria a Invest-HCEAI, entidad creada por el Tribunal Superior de Cuentas – TSC, afirmó en su breve conclusión que la responsabilidad penal recae únicamente en la Dirección Ejecutiva de Inversiones Estratégicas de Honduras - Invest-H, porque las compras realizadas por el exdirector Marco Bográn, estuvieron “al margen de la autorización del Consejo Directivo”.

Las funciones atribuidas a la Cuenta del desafío del Milenio - MCA-Honduras, (Decreto Legislativo 233-2005), continúan vigentes para Invest-H, creado en 2014 para sustitur a MCA-Honduras. El decreto describe dos instancias rectoras: el Consejo Directivo y la Dirección Ejecutiva. La primera encargada “de velar por el cumplimiento de las responsabilidades y obligaciones” que el gobierno de Honduras le delega, por lo que es imposible que estuviera “al margen” de la autorización de las compras efectuadas por la dirección ejecutiva, encabezada en aquel momento por Bográn.

“Alertamos que este informe se redactó bajo este esquema, con el objeto de abrir aristas que provoquen debilidad en los eventuales requerimientos fiscales que emprenderá el Ministerio Público” aseguró el Consejo Nacional Anticorrupción – CNA en respuesta al informe del TSC. El equipo de investigación de El Perro Amarillo señaló en publicaciones anteriores, la complicidad de todo el Consejo Directivo de Invest-H en las compras irregulares de infraestructura e implementos médicos; deuda de la cual el TSC quiere liberar a los responsables a toda costa.

Más en  noticias en desarrollo
Importante