JULIO 21, 2020

De nuevo retumban los tambores para exigir justicia. El Pueblo Garífuna ha convocado en las afueras de la Corte Suprema de Justicia - CSJ. OFRANEH y el Centro Cultural Garífuna condenan la violencia en sus comunidades y el incumplimiento de las sentencias, por derechos territoriales, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH, contra el Estado de Honduras y a favor de las comunidades de Triunfo de la Cruz y Punta Piedra (2015). Las protestas, en el país y en Manhattan (New York, Usa) elevan la voz en simultáneo; “¡Las vidas Garífunas Importan!”.

El grito se debe a que el pasado sábado 18 de julio, en horas de la mañana, hombres con indumentaria policial irrumpieron en la aldea de Triunfo de la Cruz, Tela, departamento de Atlántida; y secuestraron a cuatro miembros de la comunidad. Las víctimas pertenecen al Patronato, afín a la Organización Fraternal Negra de Honduras – OFRANEH.

La comunidad garífuna cuestiona la apropiación de la tierra por parte de empresarios ligados al monocultivo de la palma aceitera en la costa norte del país, terratenientes que han incrementado sus ganancias asociados al capital financiero transnacional y la banca. Los “garinagu” han configurado su lucha en torno a la recuperación y defensa de sus tierras ancestrales y la recuperación de su cultura. El equipo de El Perro Amarillo condena el secuestro y exige inmediata respuesta sobre la vida de los hondureños Snider Centeno, Milton Martínez, Alberth Thomas y Suami Aparicio.

Más en  noticias en desarrollo
Importante