Consejos de Juan Ramón Martínez

a Romeo Vásquez

De los consejos que le dio Juan Ramón Martínez a Romeo Vásquez Velásquez, días antes del golpe de Estado a Manuel Zelaya:

«—¡General, usted es el único hombre con el poder suficiente para disuadir a Mel!», pág. 57—(…) «—En un bus el cobrador es autoridad —me dijo—, y esa autoridad se respeta. El hombre no puede ir más allá de los límites que le impone la ley. Sin leyes, las sociedades vivirán en el caos, y eso no es posible. En medio de su apasionamiento, Juan Ramón Martínez tuvo que aceptar la realidad, y colgó el teléfono», pág. 58.

(Del libro: Ambiciones peligrosas de R .V. V.)