¿BCIE paga coima a Juan Hernández?

Dante Mossi (presidente BCIE), Catherine Chang (directora BCIE por Honduras) y Juan Hernández Alvarado.

Berta Cáceres y la represa Agua Zarca continúan en la agenda de negocios del BCIE. Una víctima de la corrupción del Narco-Estado hondureño y un proyecto de muerte, se siguen utilizando, sin pudor, para multiplicar y lavar dólares de los buitres financieros. Hecho obsceno que se suma a la vergüenza de un Estado cuyas instituciones de “justicia” han sido incapaces, en 5 años, de resolver uno de los asesinatos más emblemáticos del mundo.

Tres años después del asesinato de Berta Cáceres, en abril de 2019, el Banco Centroamericano de Integración Económica - BCIE, bajo la dirección de Catherine Chang Carías, transfirió el préstamo No. 2097, otorgado originalmente a la sociedad Desarrollos Energéticos S.A. – DESA, a favor de Swiss International Wealth Management AG – SIWM AG, por un monto de 500 mil dólares. La suma es irrisoria, si consideramos que el préstamo otorgado inicialmente a DESA en 2012 (Resolución No. DI-65/2012) se aprobó por un monto de hasta 24 millones de dólares. ¿Dónde está el dinero restante?

La maniobra administrativa llama a la duda por todos lados. La abogada Catherine Chang Carías, había sido nombrada en el BCIE apenas dos meses antes, es decir, llegó al cargo justo para resolver la venta del préstamo de DESA a un tercero. Según fuente confiable de El Perro Amarillo, la empresa suiza SIWM, AG (en una búsqueda inicial en Internet, no hemos encontrado información) a quien se autorizó la trasferencia del préstamo, es una entidad fantasma propiedad de Guillermo Bueso, presidente de Banco Atlántida. El mismo acuerdo del BCIE (Resolución DI-34/2019) establece que el pago a SIWM AG, debe realizarse “de contado” y autoriza “la donación a favor de la República de Honduras” ¿Una coima para el Sr. Juan Hernández?

El colmo del acuerdo, facilitado por Catherine Chang, raya en la psicopatía. El documento del BCIE establece una condición para que el Estado de Honduras reciba los 500 mil dólares, dice textualmente: “bajo la condición de que los mismos sean utilizados por el beneficiario como parte de una estrategia de socialicación para la aprobación de la reglamentación para la aplicación del Convenio OIT 169” ¿Ahora sí existen los Lencas? ¿Ya no son vándalos? ¿De pronto son sujetos protegidos por una regulación internacional?

En noviembre de 2018, ese mismo BCIE que cita el Convenio 169 (regula la consulta previa, libre e informada a los pueblos originarios) publicó un video para informar sobre las condiciones del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca y, en relación al sitio del campamento, explica: “a pesar del elemento de seguridad en el lugar, la destrucción, debido al bandalismo, resultado de la convulsión social en la zona de conflicto redujo el campamento a úncamente los simientos de las edificaciones”.

Berta Cáceres fue asesinada el 2 de marzo de 2016, por liderar (desde el Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras – COPINH) la oposición a la construcción de la represa Agua Zarca en territorio Lenca. La empresa a cargo de desarrollar el proyecto hidroeléctrico es DESA, propiedad de personajes cuyos nombres se repiten en torno al asesinato de Berta: Roberto David Castillo (preso); tres Atala Zablah: Pedro Atala, Jacobo Nicolás Atala y José Eduardo Atala Zablah; Roberto Pacheco Reyes, ex ministro de gobernación y justicia (parte del Consejo de administración de DESA) y Daniel Atala Midence (director financiero de DESA).

Aun no se ordenan investigaciones y capturas a quienes tendrían claros intereses en la muerte de Berta y podrían ser actores intelectuales del asesinato: los dueños de DESA, las Fuerzas Armadas y las empresas financistas del proyecto, entre ellas el Banco Mundial, el BCIE y el banco FMO de Holanda.

Vale finalizar los detalles de esta increíble artimaña, aclarando que, quien nombró oportunamente como directora del BCIE a la señora Catherine Chang, es el Sr. Dante Mossi, actual presidente ejecutivo del BCIE, un hombre muy cercano a Juan Hernández Alvarado.

El BCIE no solamente tiene este caso (el de Berta), de esta lista de 50 personas que han sido asesinadas en la región desde el 2001 hasta acá, 9 personas se asesinaron en relación a sus proyectos (…) Lo cierto es que el BCIE es clave para la financiación de estos proyecto en la región y no tienen estándares ambientales (…) de hecho muchos de los proyectos que descarta el BID y el Banco Mundial, son asumidos sin ningún problema ético, legal o político por el BCIE” Ha dicho Mauricio Álvarez, presidente de la Federación Ecologista de Costa Rica – FECON, en abril de 2016, a raíz del asesinato de Berta Cáceres.

Despertemos humanidad” exaltó Berta al recibir el premio Goldman en 2015. Dante Mosi declaró en noviembre de 2020, que el BCIE “elaborará una Estrategia de País 2021-2026 en coordinación con las autoridades de gobierno y los actores locales para responder a los nuevos retos de una economía post Covid-19”.

Más en  articulos

Oremos hermanos

Tanatoestéticos del CN

Importante
El Perro Amarillo es un proyecto colaborativo.

Para mantener nuestra independencia y capacidad de incidir, contamos con su aporte.