Por eso ayer jugó El Olimpia

Sólo el pueblo salva al pueblo

Medianoche, por toda Comayagüela se oye el estruendo de los tambores, las blancas luces del Tiburcio Carías, se adhieren a la neblina, las multitudes celebran con gozo y regocijo el triunfo de su “amado león”, los fuegos artificiales hacen su entrada de gala; fueron seis goles con los que arremetió Olimpia en contra de un indefenso Managua (equipo de futbol de Managua, Nicaragua), justo ayer todos temían por sus cosas, su casas, sus vidas y algunos hasta fueron perjudicados con las lluvias que azotaron la capital, pero no importa: Cuando juega el Olimpia, como reza la canción, nothing else matter aunque el pueblo muera de hambre o se ahoguen comunidades enteras y eso lo sabe Juan Orlando, por eso ayer jugó el Olimpia.

Hace un par de semanas se realizó la controversial juramentación de Max Gonzáles, mejor conocido en el mundo de la música urbana con el alias de “El Killa”, como director de la Comisión Permanente de Contingencias - COPECO. Todo el mundo hizo memes sobre el “flow” que traería al país el hecho de tener a un reggaetonero en un puesto tan importante en la toma de decisiones del país y más cuando estas decisiones tienen que ver con el bienestar integral de la población, el “verdadero dembow”, como diría su compa de escenario DJ SY, vino con la noticia de un huracán que acercaba a las costas hondureñas por el caribe, pero Max ya tenía órdenes de no decretar alertas de riesgo y mucho menos de desalojo porque se avecinaba la segunda Semana Santa hondureña o el Feriado Morazánico (colchón económico del sector turismo).

Sucedió lo impensable; la ciudad de La Lima se inundó y las familias que ahí residen quedaron prisioneras del agua, encajadas en los techos de sus casas. El huracán se hizo realidad. En un comunicado via twitter, Hernández se lavó las manos diciendo que no era problema sólo del gobierno sino de todos y que todos estamos obligados a ayudar y bueno, es la sociedad civil quien está tratando de solventar este espantoso hecho.

Mientras el sueño es un sueño, a secas, para los que siguen encarcelados junto a sus familias en una marejada de aguas provenientes de río Ulua en el Valle de Sula, zona dónde creció nuestro prominente cantautor y director de

COPECO, quien por arte de magia, desapareció: Fue como buscar una aguja en un pajar querer encontrar al quasi famoso reggaetonero para el equipo de El Perro Amarillo. Siendo un hombre de farándula, nos extrañó que no quisiera salir en TV, por otro lado, lo que más nos sorprendió, es que esta caricatura de gobierno; además de irresponsable, inoperante y con una capital en riesgo, hizo evidente el irrespeto a la dignidad humana al no cancelar el juego, celebrando un partido de fútbol como si nada pasara y no es que sea malo el deporte, es que genera repudio que la gente se esté ahogando en la zona norte porque no hay recursos suficientes, según el propio dictador.

Esta madrugada algunas personas cumplirán 24 horas de esperar rescate por parte de las autoridades, soportando hambre, frío, cansancio y sobre todo miedo. Si el gobierno ya tenía conocimiento de lo que podría suceder ¿Por qué no movió un solo dedo? ¿Qué ganaba con el silencio?

Por eso ayer jugó el Olimpia.

Más en  articulos
Importante