Ley de alivio para banqueros

“¿Qué les hace pensar a ellos, que si no tuve para pagar una mensualidad, voy a poder pagar tres o cuatro de un solo? Fragmento de una denuncia enviada al equipo de El Perro Amarillo, por un cuentahabiente de Banco Ficohsa que accedió a la Ley de alivio de deuda. Las instituciones financieras divulgaron por todos sus medios, que la ley de alivio consistía en dar un periodo de gracia por tres meses (marzo, abril y mayo), trasladando esas cuotas al final del plazo de los préstamos adquiridos por los trabajadores. Los propios empleados de los bancos, en este caso los call center de Banco Ficohsa, denunciaron a El Perro Amarillo la realidad sobre esta ley de alivio “nos obligan a mentir, primero al cliente se le tuvo que avisar de su pago de préstamo al final sin ningún cargo, y ahora les tuvimos que decir que se va capitalizar su préstamo…, tendrá que pagar al final hasta el triple, ahora con intereses.”

Esta ley fue impulsada por Juan Hernández a finales del año 2019 con el nombre de “Ley de alivio de deuda para los trabajadores”, publicada en la gaceta el 8 de noviembre de ese año; aplicada luego por las cooperativas en enero de 2020, y generalizada por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros, a cargo de Ethel Deras, a todas las instituciones del sistema financiero en mayo. El dictador aseguró que la entrada en vigencia de esta ley fue debido a la situación de alto endeudamiento de los trabajadores hondureños con la banca. El Covid-19 fue la excusa para extender medidas adicionales de alivio en el mes de junio, debido a la crisis económica que redujo las fuentes de ingresos de miles de trabajadores que fueron suspendidos.

Los bancos “simplemente están aprovechando una coyuntura” afirmó Delmer Argueta en una entrevista a El Perro Amarillo TV (1 de julio de 2020), refiriéndose a las declaraciones de Mayra Falck, presidenta del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda, quien afirmó que los cobros de intereses a los cuentahabientes que accedieron a la ley de alivio, se debían a un error “programático” en el sistema bancario. Nuestro equipo adelantó desde inicios de año que esta ley no incorporó al sector informal de la economía, tal como lo aseguró el economista Rodulio Perdomoel sector informal está descartado”; y dado el historial de denuncias que enmarcan el curso de esta ley, terminó siendo otro negocio de banqueros.

Más en  noticias en desarrollo
Importante