Tentáculos de Ficohsa se extienden a CNBS

Frente al proceso de señalamientos que el equipo de El Perro Amarillo ha hecho al sistema financiero, el régimen de Juan Hernández realizó una jugada insólita al otorgar en bandeja de plata a Javier Atala, presidente ejecutivo de Banco Ficohsa, el control de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros – CNBS. El movimiento se realizó a través de un fideicomiso para administrar el proyecto de construcción de un nuevo edificio de la CNBS. Así, el narco-dictador pretende “limpiar” información concerniente a las entidades financieras implicadas en lavado de activos, incluyendo a Grupo Financiero Ficohsa. Este contrato tendrá una duración de 30 años y delega a Ficohsa las excesivas atribuciones de estructuración, financiamiento, contratación, gestión, operación, transferencia, mantenimiento de obra y servicios de la CNBS en su totalidad.

El contrato descabellado de este fideicomiso, que además contraviene la Constitución de la República de Honduras y la ley de la CNBS de 1995, fue aprobado por la mayoría de diputados del Congreso Nacional bajo el Decreto Legislativo No.76-2020 publicado el 1 de julio. En un acto de secuestro de esta institución estatal, Ficohsa convocó al “concurso público” el pasado 1 de octubre, donde definió la “inversión referencial estimada” de esta obra que alcanza los 25 millones de dólares; y también estipuló las bases del concurso: el depósito de 2 mil dólares y una serie de requisitos como “acreditar que se cuenta con un capital contable mínimo equivalente a 6 millones de dólares”, y la presentación de las propuestas el 28 de enero de 2021. La presidenta de la CNBS Ethel Deras (quien autorizó operaciones a las compañías del grupo de narcotraficantes “Los Cachiros”) no ha dado declaraciones en defensa del artículo constitucional 145-31 y la ley de la CNBS que estipula que no pueden dirigir esta entidad contratistas del Estado. Fuentes confiables de El Perro Amarillo aseveran que, en un arreglo previo, Ficohsa será la empresa que ganará el concurso.

En medio de convocatorias oficiales a las Elecciones 2021, este otorgamiento de las funciones de la CNBS a Ficohsa, asegura el blanqueo de fondos provenientes del narcotráfico para uso en campañas de los partidos políticos en la próxima contienda electoral que no encenderá las alarmas de la entidad reguladora del sistema financiero, ya en manos de los Atala. Con este nuevo movimiento la familia Atala estaría extendiendo sus tentáculos en otra entidad estatal, tal como sucedió con el fideicomiso para la administración contable de la tesorería del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados, otorgado en febrero de 2020 por el alcalde Nasry Asfura a Camilo Atala, presidente de Grupo Financiero Ficohsa; y también la administración un fideicomiso más a Javier Atala (hermano de Camilo) en 2013, para la recuperación de pérdidas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica.

Lanzamiento de Concurso Público Internacional No. CNBS-CCO-02-2020-01 por parte de Ficohsa, 1 de octubre de 2020 .
Más en  noticias en desarrollo
Importante