¡Trump podría ser removido en las próximas horas!

En estos momentos, los senadores estadounidenses están reunidos para tratar de aplicarle a Trump la Enmienda Constitucional 25. En otras palabras, ¡Removerlo inmediatamente del poder! El líder de la mayoría del Congreso Chuck Schumer está tratando de conseguir dicho apoyo.

Por otro lado, en una rueda de prensa que acaba de ofrecer la House Speaker Nancy Pelosi, pide invocar dicha Enmienda, buscando también el apoyo del senado para su aprobación y posterior aplicación. A la vez añadió que, de no ser posible aplicarla, deberíamos pensar en aplicar, por segunda vez en contra de Trump, la figura del “impeachment”. Pero aquí se presenta otro problema y es que muchos republicanos que se necesitan para aprobar la aplicación, están renunciando a su cargo para no verse involucrados en dicho proceso, en una abierta y despreciable búsqueda por mantener sus propios beneficios políticos, protegerse de posibles cargos federales por sedición y evitar del escarnio público.

Para que nos entendamos mejor, la Enmienda 25 dice que el vicepresidente se convierte en presidente interino cuando un presidente se vuelve incapaz de llevar a cabo sus funciones. También establece que un presidente puede ser destituido si el vicepresidente y la mayoría del gabinete determina que no puede "ejercer los poderes y deberes” de su cargo. “El Congreso puede ordenar la destitución del presidente con dos tercios en ambas cámaras".

25 Enmienda (inglés): "It clarifies that the vice president becomes acting president when a president becomes unable to carry out his duties. It also provides that a president can be removed if the vice president and a majority of the cabinet determines they are “unable to discharge the powers and duties” of the office. If the president contests the finding, and the vice president and cabinet persist, Congress can order the president’s removal by a two-thirds vote in both chambers." – Washington Post.

Más en  noticias en desarrollo
Importante
El Perro Amarillo es un proyecto colaborativo.

Para mantener nuestra independencia y capacidad de incidir, contamos con su aporte.