Contratos para amantes y paracaidismo en la ENEE

La corrupción caló profundo en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica - ENEE: paracaidistas (pagos por plazas que nunca se ejercieron), plazas de sustitución de vacaciones otorgadas a personas que no se presentaron a trabajar, contratos para amantes y correligionarios de directivos, compras de energía amañadas y onerosos alquileres, son parte de la extensa lista.

Jesús Mejía, exgerente de la ENEE, fue denunciado por el Consejo Nacional Anticorrupción por crear 18 planillas fantasmas y generar un perjuicio de más de 11 millones de lempiras. Sin embargo, fuentes confiables aseguran a El Perro Amarillo que el daño es mucho mayor. Además de los contratos amañados de generación de energía a favor de Fredy Nasser y Schukry Kafie, la ENEE alquiló vehículos a Constructora IPEC, S. DE R.L. con la excusa que los carros de la institución se encontraban en malas condiciones; con tres meses de pago de alquiler la estatal pudo haber comprado su propia flota, y realizado las reparaciones correspondientes.

El Tribunal Superior de Cuentas efectuó más de 10 auditorias, que concluyen en una serie de recomendaciones que nunca se cumplieron, sin sanciones a las personas responsables por los delitos de corrupción, sin acción del Ministerio Público, dejando todo en la impunidad y en el silencio cómplice de esta y las anteriores administraciones. Mientras se complacen amantes y se acomodan familiares, la población continúa pagando en su recibo de energía eléctrica el alto precio de la corrupción en la ENEE.

Importante
El Perro Amarillo es un proyecto colaborativo.

Para mantener nuestra independencia y capacidad de incidir, contamos con su aporte.