“Lo mató el sistema disfrazado en el Covid-19”

El texto fue enviado al equipo de El Perro Amarillo: “Era uno de los mejores hombres de Omoa, un líder respetado. Estaba orgulloso de ser parte de nuestras luchas de emancipación. Lo mató el sistema disfrazado en el Covid-19. No hubo un ventilador en todo Cortés. CEMESA tenía uno y pedía 500 mil lempiras de depósito para entrar en la kilométrica lista de espera. No alcanzó a llegar el ventilador, Abel se quedó en la fila”.

Nos solidarizamos con el dolor de la familia y compañeros de José Abel Martínez, quien en vida fue líder comunitario y defensor del medio ambiente en Omoa. José Abel se suma a los más de 3 mil hondureños, hombres y mujeres que perdieron la vida víctimas del acaparamiento criminal de empresarios que han convertido la salud en un negocio.

El Centro Médico Sampedrano - CEMESA, es una de las 18 empresas de José Samara Kattan, quien construyó su emporio de salud después de desempeñarse como director del hospital Leonardo Martínez. El hospital CEMESA fue intervenido por el Ministerio Público en 2018, por un contrato anómalo para brindar servicios de cardiología y, recientemente, Samara Kattan aprovechó la pandemia y su Centro Médico CEMESA de Roatán para hacerse de un contrato con el Estado por más de 800 mil lempiras mensuales para brindar los servicios médicos en la isla. Eso se llama privatización de la salud.

Más en  noticias en desarrollo
Importante
El Perro Amarillo es un proyecto colaborativo.

Para mantener nuestra independencia y capacidad de incidir, contamos con su aporte.