Entre el Covid-19 y la corrupción

Autoridades sanitarias anunciaron un repunte de casos de Covid- 19, y el consecuente colapso de los hospitales públicos y las salas de triaje del país. En lo que va de la pandemia, se cuentan 140 mil hondureños positivos de Coronavirus y más de 3,400 muertos, entre ellos 63 médicos. Vidas que pudieron salvarse de contar con un sistema de salud pública, si los 48 millones de dólares pagados a un estafador con el pretexto de adquirir hospitales móviles se hubiesen invertido en mejorar oportunamente la instalación hospitalaria al nivel nacional.

Hace 11 meses Marco Bográn contrató a Elmed Medical, la empresa de maletin del guatemalteco Axel López, para adquirir 7 hospitales móviles. Meses después, el pueblo recibió chatarra, instalaciones sobrevaloradas en un 70%, según informe del Consejo Nacional Anticorrupción - CNA.

A pesar de la basta prueba que evidencia el involucramiento de Bográn en el caso “Hospitalazo” y en el delito de favorecer a familiares y amigos con contratos para la contrucción de paneles para la instalación de los hospitales móviles, el ex director de Invest-H disfruta de su libertad, debido a la inoperancia y complicidad del Ministerio Público.

La ciudadanía no recibe atención médica adecuada, sin embargo funcionarios y empresarios de la salud se han beneficiado de los más de 6 mil millones de lempiras desembolsados por el Estado a instituciones públicas, encontradas en corrupción.

Importante
El Perro Amarillo es un proyecto colaborativo.

Para mantener nuestra independencia y capacidad de incidir, contamos con su aporte.